Bicente y Naria, representan a esa gente de la tercera edad, que ha vivido toda su vida en los antiguos barrios de Santiago. A manera de comics, pasean por calles, plazas y lugares; recordando, observando, comentando y viviendo a diario, toda la metamorfosis urbana, social y cultural producida en los últimos años.