Vertí toda mi experiencia en la gráfica, en la redacción publicitaria, parte de las fotos tomadas y mis condiciones innatas para dibujar, agregando además, todo el bagaje adquirido como ex director de arte en COPESA (diario La Tercera), cargo que ejercí por más de una década, me darían las armas para salir también airoso en la tarea de la fase dos.
Con todo este latoso currículum a cuestas, mi apreciada historia de Chile, y algunas amenas charlas con mi abuela materna, que dicho sea de paso, este año 2009 cumple 100 años y que a los 16, llegó a uno de los cités del sector (algo que pocos tienen el privilegio de contar), me dieron la información necesaria para armar esta web.
AGRADECIMIENTOS:
A las hermanas, sacerdotes, pastores y personas encargadas, que me permitieron fotografiar los templos. En dos de ellos el permiso fue negado, conciente de ello, mis disculpas porque también aparecen en esta página. A las personas que creyeron en este aporte, y que aceptaron aparecer en Gente y Oficios.También, a todas las personas que apoyaron mi proyecto, en especial a Felipe Sepúlveda Marín, quien respetando mi diseño original, construyó esta web.
“Quiero darme un gusto personal. Aparte del amor por mi familia, deseo conjugar otros dos amores: mi profesión de diseñador gráfico y la historia de nuestro país. No sé cuanto tiempo me tomará, pero será mi aporte al Bicentenario”.
Con estas palabras le planteaba mi inquietud al presidente de la Fundación Claude Bernard de Chile (Dr. Nelson
Campos Villalobos, PhD), fundación en la cuál soy miembro del directorio.
Comenzaba el año 2006 y tenía claro que mi autodesafío no me sería tan difícil. En otoño del mismo año, con una
máquina Olympus de 6 Mp y con un trípode, inmortalicé calle Rosas desde Manuel Rodíguez hasta Matucana.
Cuando edité las fotos de la manera que tenía planeado, el resultado fue motivador.
La fotografía testimonial es hermosa y se aprecia mucho más con el tiempo. Con esa convicción y la certeza de que
estaba logrando algo distinto, continué registrando calles cuadra por cuadra, los interiores de los templos y los cités.
Así pase la temporada otoño-invierno de aquel 2006. Semana a semana revisaba las imágenes en mi amigo Mac; cada
CD era un tour por calle, pero en este proceso, días de pena y reflexión se acercaban; al finalizar ese invierno mi
madre vería por última vez mis fotos.
DESTINO DE ESTE TRABAJO:
En el proyecto inicial mencioné las calles a manera de tour. Ese trabajo será donado a una entidad gubernamental. Esta web es para todos mis compatriotas que se interesan por el tema, en especial, a la gente de este sector de Santiago, y a todos mis conocidos esparcidos por el mundo que ya sabían de mi proyecto.
A estas alturas, gran parte de la idea original estaba realizada y opté por dar a conocer lo que sería mi aporte al
Bicentenario. La opinión y la crítica constructiva de gente profesional y entendida siempre es buena; nadie es Dios
para ponerle nota a su propio trabajo. En resumen, esta prueba la pasé con un sobresaliente y fue el incentivo para
realizar la fase dos.
DEDICADO A:
Mi esposa Luisa y a mis hijos Felipe y Paulina.
José Alejandro Nieto Vega
Diseñador Gráfico